Hace que no te leo desde el bajón que tuviste hace años (no me culpes, tú abandonaste este blog primero) cuando dejé de reconocerte en tus relatos. Ya me he puesto al día y me alegro de que hayas vuelto y me arrepiento de haber tardado yo en volver.No pares.

Responder